¿PISCINA, GIMNASIO, ACTIVIDADES CULTURALES?

Por este orden enumeraba una periodista televisiva las dotaciones que tiene la cárcel de Zuera (Zaragoza), a tenor del traslado de l@s pres@s independentistas a las prisiones catalanas. Solo iban a pasar la noche pero toda oportunidad es buena para que a la opinión pública le quede claro que l@s pres@s en este país gozan de unas instalaciones inmejorables, que ni se merecen. Mientras “l@s sedicios@s” pernoctaban en Zuera, ciudad de vacaciones, un hombre se pudría en la cárcel. De ello daba cuenta la sección del corazón de El País del pasado 30 de junio, con el titular: ” La visita de la Infanta a Urdangarín “. Cuentan las malas lenguas que el ex fue incapaz de mantener la calma el día de su ingreso en prisión. Que se ha refugiado en la religión para poder soportar las duras condiciones que le impone la cárcel de Brieva, cárcel que él mismo eligió para no rozarse con la chusma y que según El País es un derecho que todos los reos tienen. Reos como el ex-duque, olvidaron añadir. No solo los reos no eligen prisión sino que suelen dar con sus huesos en celdas a cientos de kilómetros de distancia de sus familiares. El término dispersión no existe para l@s pres@s sociales y no habiendo, como se afirma, pres@s polític@s debería quedar relegado a su significado literal: separación y diseminación de LO que estaba o solía estar reunido. Así que ¡ qué dispersión ni qué ocho cuartos!
Seguía la crónica ” informando” que a fin de no alterar el normal funcionamiento del Centro, se había permitido a Cristina reunirse con el ex el domingo 24 de junio. Con un simple aviso hecho media hora antes de su llegada, entró la que nada sabe hasta la cocina de Brieva, en coche de cristales tintados, sin esperar cola, sin posar su real dedo ni su real jeta en sitio alguno. Los buitres que se apostan en las inmediaciones de esta prisión de mujeres ni olieron la presa, tal fue la discreción de ella. Esta aristocrática virtud y no otra cosa garantizó el secreto de la visita.¡ Quién osa hablar de privilegios! ¡ Qué trato de favor ni qué ocho cuartos!
Para el ex-duque es un agravio vivir en un antro tan pequeño y ni el patio que recorre como zorro enjaulado, ni la salita donde ve la tele( desde el primer día) ni el gimnasio ” equipado con lo más elemental “( y que usa desde el primer día), le sirven de consuelo. Tal es su estado que los responsables del Centro andan preocupados por su salud mental por lo que recibe casi a diario la visita de una psicóloga. Convendría recordar a este respecto, que el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura, encargado de denunciar todo trato inhumano y degradante que se produzca en los centros de custodia de sus países miembros, ofrece en sus informes anuales interesantes datos sobre el personal sanitario y la atención psiquiátrica que se da a la población reclusa en las cárceles de este país. Pero antes de nada, subrayar que en 2016, último año en que el Comité visitó comisarías, centros de menores,CIES y centros penitenciarios, había en el estado español 92 médic@s y 514 enfermer@s por cada 100.000 habitantes, porcentaje que está por debajo de casi todos los países del entorno. Si lo comparamos con el número de médic@s y enfermer@s que se recoge en el informe citado, podría pensarse en una atención exquisita pero a estas alturas y tras los tijeretazos a la Sanidad Pública, nadie se cree que a l@s pres@s se les trate mejor que al resto de l@s mortales. La realidad lo único que confirma es que la población reclusa, con una media de edad de entre 30 y 40 años, es una población enferma. Esto no lo niega ni la propia institución carcelaria que declara haber adquirido en 2016 fármacos por valor de más de 18 millones de euros, buena parte de los cuales son tranquilizantes, somníferos, neurolépticos y demás farmacopea psiquiátrica. En cuanto a los ingresos hospitalarios, la mayoría son por enfermedades del aparato digestivo, muy relacionadas con el alto número de pres@s infectad@s por la hepatitis C, casi un 20%. Sin embargo, solo un@s poc@s reciben tratamiento, generalmente l@s que se encuentran en un estado ya avanzado de la enfermedad. De la comida del rancho nadie habla, salvo quien la sufre, pero es evidente que no ayuda a paliar estas dolencias.
Pero sigamos con el Informe del CPT. En Mansilla de las Mulas( León ) había en 2016, 1.070 presos. Aplicando los porcentajes que hemos visto, le corresponderían 1 médic@ y 5 enfermer@s, aproximadamente. Cuenta, no obstante, con 7 médic@s, 11 enfermer@s y 7 auxiliares. Un médic@ por cada 152 presos, un enfermer@ por cada 97 presos… y un psiquiatra que acude cuatro horas a la semana para empastillar a más de 400 personas con trastornos de la personalidad y psicóticos. En ninguna prisión existe la figura del psicólogo clínico, salvo quizás en Brieva. Otra cárcel visitada en 2016 por el Comité fue la de Puerto 1, donde cumplían condena en primer grado 205 presos. Tiene 2 médic@s, 4 enfermer@s y 2 auxiliares. El psiquiatra les visita una vez al mes, a ellos, a los 700 de Puerto 2 y a los 1.300 de Puerto 3, dedicando unas horas a cada centro. En Texeiro no hay psiquiatra desde 2011 aunque el 6% recibe medicación antipsicótica y el 60% benzodiacepinas, es decir, 810 presos de los 1.228 que tenía esa cárcel en 2016 tomó pastillas sin ningún control. En esto consiste la atención psiquiátrica. Durante el fin de semana el problema se agrava al repartirse medicación para dos o tres días, incrementándose los trapicheos, las sobredosis y las muertes. Pero como si nada, ¡qué desatención sanitaria ni qué ocho cuartos!
Sus cifras dicen que en 2016 murieron 171 pres@s. 147 el año pasado.3.885 en los últimos diecisiete años. La mayoría de “muerte natural”, el resto por sobredosis y suicidio. Nosotr@s afirmamos que no mueren, les matan. Nos preguntamos cuál es la causa de este silencio mediático-institucional y por ende, social. Os invitamos a dar respuestas a la cuestión planteada como paso previo al desarrollo de una crítica anticarcelaria que nos permita desmontar las vergonzosas mentiras que justifican su existencia: que la justicia es igual para tod@s, que el fin último de la cárcel es la reinserción de las personas.

Carmen Badía Lachos. Julio 2018

Después de las ultimas cartas que hemos recibido de Carmen (con bastante retraso), hacemos una actualización de su situación. Aunque sigue permanentemente en infermería y le han vuelto a poner el apoyo médico por el mediodia y la noche, la compañera tiene que lidiar con otras dificultades. Algunas le afectan especificamente a ella, y otras son generales del sistema carcelario.

En primer lugar, Carmen hace referencia a los problemas en relación al correo. Hay cartas que le llegan con mucho retraso (algunas de ellas con mas de un mes) y sus respuestas a nosotros/as también nos llegan muy tarde. Pensamos, además, que hay algunas cartas que directamente no le estan llegando.

A nivel de salud se siente muy cansada y con poca energia. La llebaron por fin al oncólogo y al médico cardiovascular. Ya le sacaron el reservorio de la pierna con anestesia local, y la operación fué bien y rapida. Aún así, dice que necesita el apoyo de la silla de ruedas, ya que se siente débil y le falla el corazón. También dice que la quimio le dañó los intestinos, y eso ocasiona que mucha comida le siente mal. Lleba desde el 31 de mayo esperando el informe del oncologo, cosa que le parece bastante rara. Desde la cárcel le dicen que estos informes no han llegado, però ella empieza a pensar que no es verdad, y que no se los entregan (o retrasan esta entrega todo lo possible) para que no tenga argumentos «justificados» de su estado de salut que puedan favorecer a que le den la libertad.

Carmen nos explica que hace poco falleció un preso allí en Zuera. El hombre estaba bajo de defensas y pilló legionela. Comenta que pasaron 3 dias hasta que se hizo publico, y que este es solo un caso mas de desatención médica. Que a menudo les ponen problemas para ir al hospital. Con palabras textuales de la compañera «No nos dejan ir al hospital, la atención médica es vergonzosa, y solo nos sacan para morir. No porqué les importe que nos muramos, no, no es eso. Es para que no augmente el número de fallecidos en instituciones penitenciarias y suba la estadística.».

El proximo noviembre Carmen tenía un juicio contra una carcelera del CP Ponent. Pero le comunicaron a su abogado (el cual llamó al CP Ponent a petición de Carmen, para saber como estaba el tema) que el juicio había quedado anulado ya que la carcelera había retirado la denuncia. Aún así, Carmen no ha recibido ninguna notificación de este hecho, por lo que ahora está insistiendo para que se lo notifiquen formalmente. No descarta la posibilidad que no quieran notificarselo para que así ella no asista al juicio y este se celebre sin que ella pueda defenderse.

Comenta que en Zuera no se habla mucho de la huelga de hambre colectiva ni de las 12 reivindicaciones, ya que la gente tiene miedo a las represalias y los traslados, como ha ocurrido recientemente con un preso en lucha que estaba en Zuera. Aún así, dice que ella seguirá luchando aun sabiendo las consequencias que puede llebarle. Nos recuerda que sigue haciendo los ayunos para reivindicar los 12 puntos, el dia 1 y 15 de casa mes. Incluso dice que si no avanza la situación en relación a los informes medicos y no le empiezan a conceder permisos de salida, se está planteando iniciar una nueva huelga de hambre indefinida, como ya hizo estando en Lleida (gracias a la cual, por lo menos consiguió el traslado a Zuera). Ya que ve como pasa desesperadamente el tiempo, y ya lleba encerrada 13 largos años sin pisar ni un dia la calle.

Os seguimos animando a escribirle; seguro que le gustará recibir muestras de apoyo. ! No dejemos solas a las presas !

Carmen Badía Lachos

Centro Penitenciario de Zuera

Autovia A-23. Km 328.

50800 Zuera (Zaragoza)

Explotació laboral a les presons

Les presons són un negoci per a moltíssimes empreses, que en treuen benefici tant durant la seva construcció (obra, aigua, llum, sistemes de vigilància…) com en el seu funcionament (neteja, reparacions, contractes telefònics, subministrament del menjar…)

A més a més, el treball que s’ofereix dins les presons, anomenat «tallers», no deixa de ser una manera d’enriquir a les empreses, les quals aconsegueixen mà d’obra barata i sense pràcticament possibilitat de rebel·lar-se. De la mateixa manera que a moltes empreses els interessa moure’s a països més pobres per a augmentar beneficis, fer que els productes els facin persones preses és una altra manera d’augmentar beneficis i reduir costos. El sou d’una persona presa és irrisori, simbòlic, denigrant. Moltes vegades aquestes persones cobren a 0’50 cèntims l’hora, 1 euro l’hora o 1’50 euros l’hora, fent que el seu sou a final de mes pugui ser de 100, 150 o 200 euros al mes. A més dels sous de misèria, els presos i preses no tenen cap tipus de dret laboral, no tenen dret a vaga ni a sindicalitzar-se. Si no poden anar a treballar (perquè aquell dia tenen una entrevista amb l’educador, per exemple) no cobren. Els preus dels productes de l’economat, que és on la majoria de persones preses gasten una part important dels seus diners, dupliquen els preus d’aquests productes al carrer.

Aquest és un vídeo que es va fer per a denunciar aquestes condicions laborals d’esclavitud, en aquest cas de les dones preses a la macropresó de Zuera, a Zaragoza.

També posem aquí l’enllaç d’un article on es dóna més informació sobre aquest tema. https://www.izquierdadiario.es/EsclavasEnPrision-trabajar-por-menos-de-1EUR-hora

Otro preso que relata desatención y maltratos

Des de hace un tiempo tenemos contacto, a través de carta, con una persona presa que ha pasado los últimos meses en el Centro Penitenciario de Ponent (Lleida), antes de ser trasladado a otra cárcel catalana. Esta misma persona nos cuenta que tiene muchos problemas en relación con el consumo de drogas, y que su estado de salud mental es delicado. A nivel físico sufre problemas en las vértebras, ataques de ansiedad, migrañas y tiene problemas de visión en el ojo izquierdo, entre otras cosas. Cuenta también que en alguna ocasión ha intentado quitarse la vida.

Denuncia vejaciones, maltratos y abusos psicológicos, recibidos en distintos momentos y en diferentes cárceles catalanas por las que ha pasado. Recordando especialmente 4 palizas recibidas en los dos últimos años (el tiempo que lleva encerrado por esta ultima condena), aunque recuerda otras palizas y abusos recibidos en condenas anteriores. También relata situaciones de inoperáncia y negligencia por parte de funcionarios y problemas en las mismas instalaciones de las cárceles. Como por ejemplo el incendio que hubo en el Centro Penitenciario de Mas Enric, cerca de Tarragona en junio del 2016. Explica que algunos ventiladores no funcionaban, y que muchas personas inhalaron humo ya que los carceleros tardaron demasiado tiempo en abrir las puertas de las celdas. Dice que el médico tardó en llegar, y que cuando vino tenía que atender a mucha gente.  También dice que la versión oficial que mantenía que los presos habían sido evacuados rápidamente al patio, aunque el incendio fue poco importante, es falsa; se tardó en evacuar a la gente y el incendio fue bastante importante para dañar algunas máquinas y el economato. De hecho fue necesario llebar al hospital a varios presos.

Además comenta que en alguna ocasión se ha puesto en huelga de hambre, sed, metadona y medicación psiquiátrica para denunciar o responder a situaciones de abuso que estaba sufriendo. También porqué en una ocasión, después de ser atendido por el médico, este no presentó ningún informe reflejando las lesiones que presentaba. Y que en estas huelgas, aún sabiendo como podían afectar a su estado de salud físico y mental, durante varios días no lo visitó nadie. En una ocasión en que mantenía una de esas huelgas, se tragó dos pilas. Cuenta que la ATS (Asistente técnico sanitario) lo vio y avisó al médico. Este dijo despectivamente que “ya las cagaría” y dirigiéndose a él, “ya que estás en huelga de hambre, por lo menos así comes alguna cosa”. En esta situación, en un momento que dos carceleros lo acompañaban, lo pegaron mientras estaba esposado y le decían “!va perrilla, denúncianos!”.

Dice que aún no ha recibido pertinencias suyas que dejó en Brians. Que cuando estaba allí, le dijeron que iba para el CP. Mas d’Enric para un juicio, y que una vez allí le comunicaron que se quedaba a cumplir condena.

Comenta que tendría que estar en otra clase de centro para llegar a la base de su problemática, tanto en el ámbito de salud mental como en relación con las drogas y sus consecuencias.

Aún con todo eso, esta persona actualmente y casi siempre se encuentra en el DERT (aislamiento), hecho que agrava aún más su situación y el deterioro de su salud. Expresa que está lleno de ira, rabia, rencor e impotencia.

Seguiremos en contacto con el compañero para intentar darle apoyo y estar atentas a su situación.

Junio 2018

 

Valoració jornada “Reobrir l’espai de lluita dins les presons”

El passat 14 de juny, vam participar en aquesta jornada que organitzava “La Directa” dins l’antiga presó La Model de Barcelona, per debatre i visualitzar la lluita actual dins les presons, i també en relació a la taula reivindicativa de 12 punts i la vaga de fam col·lectiva que diferents persones preses van dur a terme el passat maig.

Pensem que la jornada va brindar la possibilitat de teixir sinergies entre diferents grups i persones que participem de la lluita contra les presons, i que també va servir per crear consciència i debat de portes enfora. Contribuint així a expandir a nivell social un qüestionament vers la institució penitenciaria, les mesures punitives i les condicions en que es troben les persones preses. Veiem molt necessària la implicació de mitjans de l’esquerra anticapitalista en la difusió d’aquesta realitat. Agrair a https://directa.cat/  haver organitzat aquesta jornada i haver-nos convidat a participar de la mateixa, així com a tots els altres ponents i persones que van formar-ne part.

Nueva carta de Carmen: “Empiezan las represalias”

Nos ha llegado una carta de Carmen Badia Lachos, fechada el 15 de mayo de 2018, explicandonos que han empezado las represalias contra su persona en la macrocárcel de Zuera (Zaragoza) en la que creemos que todavía se encuentra.

En la carta nos cuenta cómo el apoyo sanitario de 24 horas que recibía pasó a ser de 15 horas diarias. De 14h a 17h y de 20h a 8h. También dice que desde el día 13 de mayo no se presentó la persona de apoyo sinó que apareció una interna que al parecer tiene problemas mentales graves y se ha intentado suïcidar varias veces últimamente. Según Carmen, esta interna debería recibir cuidados específicos puesto que ya ha puesto gravemente en peligro su vida y ha pasado 9 días ingresada en un hospital por ello. Actualmente parece ser que se encuentran ellas dos solas en la celda; sin un apoyo.

Carmen comenta que las represalias se deben a las personas que desde fuera se están moviendo para visibilizar la lucha de lxs presxs y habla de su caso en concreto como la ÚNICA mujer presa que se ha sumado a la huelga de hambre colectiva que empezaba el 1 de mayo.

Su estado de salud vuelve a empeorar y nos cuenta que apenas puede dormir puesto que tiene el corazón muy acelerado debido a la quimioterapia. También nos comenta que se han llevado de su celda la única silla de ruedas que tenía para moverse de un lado a otro, con la excusa de que la necesitaba otro interno. Lleva ya 3 meses en la cárcel de Zuera y aún no la han visitado los médicos aunque ella lo pida reiteradamente. Cuenta que el día 26 de abril tenía que salir a visitar al oncólogo y no la llevaron con la excusa de que no llegó la ambulancia. Al parecer tuvieron visita de la jueza de Vigilancia Penitenciaria, doña Beatriz, que observó su estado y le dijo que pediría informes al centro sobre ella. Carmen aprovechó para explicarle que aún no la habían visitado los médicos.

Aún así, esta mujer conserva su fuerza y su valentía “Hasta otra, estoy cabreadísima, ya sabéis, ajo y agua… Pero el ajo es un buen antibiótico y sin agua no se puede vivir, así que no está mal jajaja. Un abrazo y por favor no os olvidéis de mi.”

Como podemos ver, Carmen necesita apoyo. Comenta que internos de otros Centros Penitenciarios no le contestan a las cartas y según dice tampoco le llegan las nuestras de vuelta ni las de CAMPA. No sabemos qué es lo que ocurre. Pero aún así animamos a seguir escribiéndole más que nunca.

Crida a la solidaritat amb els presxs anarquistes de llarga condemna

El 11 de junio es un día internacional de solidaridad con Marius Mason y con todxs lxs prisionerxs anarquistas a larga condena. Una chispa en la noche eterna de la represión estatal. Un día reservado para honrar a quienes nos han robado. En este día, compartimos canciones, eventos y acciones para celebrar a nuestrxs compañerxs y seres queridos capturadxs. En años pasados, las conmemoraciones del 11 de junio han sido internacionales y de gran alcance, desde reuniones con amigxs hasta varios ataques inspiradores; los beneficios de las recaudaciones de fondos y las noches de escribir cartas a lxs prisionerxs en todas las formas inéditas y desconocidas de mantener la llama viva.

A partir de este día, cada año, varios de nosotrxs nos reunimos para debatir y reflexionar sobre las experiencias de años pasados, para renovar y continuar con este llamado a la solidaridad. Este año lxs invitamos a explorar y reflexionar con nosotrxs sobre cómo mantener el apoyo a lxs presxs de larga condena, depende directamente del mantenimiento de los movimientos y las luchas de las que todos formamos parte. ¿Cómo podemos esperar continuar a través de décadas de apoyo a medida que los movimientos, grupos y personas van y vienen, se queman y se ven atrapadxs en los extenuantes flujos de la lucha? Yendo más profundo, ¿qué podemos aprender de lxs presxs de larga condena y sus legados de solidaridad? ¿Cómo podemos mantener y mejorar la salud de nuestros movimientos y, a su vez, fortalecer ese apoyo?

En los últimos años, las críticas al encarcelamiento han florecido, a menudo dando como resultado una gran cantidad de esfuerzos y proyectos de apoyo a lxs prisionerxs. Encarnando la estabilidad, el compromiso y la longevidad, son prisionerxs para la liberación negra, la Nueva Izquierda, los movimientos indígenas y quienes los han apoyado incesantemente durante décadas. Además de estos esfuerzos, ha habido un aumento en la organización contra la encarcelación masiva en sí. Aunque los grupos más pequeños habían sido pioneros en estos sentimientos durante muchos años anteriores, es alentador ver a más personas emprender este trabajo. También ha habido una extensión de los esfuerzos para apoyar a lxs rebeldes de las prisiones que han estado involucrándose en todo, desde huelgas de trabajo hasta la quema y destrucción de unidades enteras en el interior. Al mismo tiempo, cada vez más proyectos están criticando al estado mismo, identificándolo los pilares que sostienen las prisiones y la policía. Finalmente, hay más esfuerzos dirigidos a abordar las necesidades de lxs prisionerxs queer y trans, lxs sobrevivientes criminalizadxs de abuso doméstico y sexual, y las personas que viven con problemas de salud mental, solo por nombrar algunxs.

En el espíritu del 11 de junio, que invita a todxs a participar de acuerdo con sus propios deseos, afinidades personales y preferencias tácticas, nos alienta ver una actividad tan extendida. Una cosa en particular que nos ha alentado ver es cuán difundidos se han convertido los boletines, blogs, libros y revistas escritos por prisionerxs. Después de años de discusión sobre la ampliación de las voces de lxs presxs, estamos viendo los resultados y apreciamos las innumerables horas que tanto prisionerxs como compañerxs pusieron en marcha para lanzar y mantener estas publicaciones. Complementando estos esfuerzos, aquellxs que han fomentado la solidaridad internacional traduciendo y transmitiendo las palabras de nuestrxs compañerxs, y aquellos que han emprendido bellos gestos y mensajes de solidaridad con acciones y ataques audaces.

Entre estos muchos proyectos de apoyo a lxs prisionerxs, vemos una variedad de orientaciones, tácticas, estrategias y prácticas. Junto con la expansión de las iniciativas, han surgido interminables emergencias y urgentes llamados a la acción para resguardar las espaldas de lxs presxs, además de todas las demás crisis constantes en este mundo de pesadilla. Con tanto que hacer, nos vemos obligados a tomar decisiones. El activismo tradicional, que exige que mucha de nuestra energía se dirija a respuestas inmediatas ya a menudo simbólicas a expensas de las intenciones y estrategias a largo plazo, simplemente no sirve. Necesitamos actuar con miras a mantener nuestros movimientos y proyectos, de modo que seamos capaces de apoyar a lxs compañerxs que pasan décadas en prisión. Esto requiere un enfoque holístico para luchar y vivir en solidaridad. Los gestos de una sola vez son importantes, y a veces lo mejor que podemos hacer. Pero, ¿qué significa estar en la larga condena?

Aunque el 11 de junio es solo un día, es una manifestación de la fuerza y fortaleza diaria de lxs compañerxs encarceladxs y del trabajo incansable y detrás de escena de aquellxs que lxs apoyan. Esto a menudo se puede ver en: escribir una carta, conseguir dinero, difundir información y compartir sus obras de arte, poemas y escritos. Estamos inspiradxs por los equipos de apoyo de Jeremy Hammond y Marius Mason que trabajan constantemente para mantenerlos conectados con el resto del mundo. Escuchamos a Sacramento Prisoner Support que luchó durante años para liberar a Eric McDavid. Nos sentimos honradxs por tantxs que han ayudado a prisionerxs de larga condena como Zolo Azania, Russell Maroon Shoatz, David Gilbert, Sean Swain, Mumia Abu-Jamal, Jalil Muntaqim, Leonard Peltier y tantos otros que publican libros escritos desde sus celdas.

VISIONES Y POSIBILIDADES

Ante la perspectiva a largo plazo de ayudar a lxs compañerxs durante décadas en prisión y el trabajo a corto plazo que conlleva esta solidaridad, corremos el riesgo de perdernos al alternar corrientes de desesperación y manía que no nos dejan espacio para la reflexión. Es difícil saber hacia dónde movernos cuando nos enfrentamos a la abrumadora tarea de mejorar las privaciones y la miseria que enfrentan nuestrxs compañerxs y al mismo tiempo seguir siendo críticxs con el reformismo. Queremos que nuestrxs compañerxs sean libres ahora y demuelen todas las cárceles inmediatamente, pero no tenemos idea de cómo hacer esto. A pesar de nuestras décadas combinadas de actuar en solidaridad con lxs prisionerxs anarquistas, no tenemos un plan, solo visiones.

Al tirar las dicotomías divisivas y sus fetiches tácticos (lucha de masas versus acción directa), podemos llegar a una nueva medida para juzgar nuestro trabajo: ¿puede esto sostenernos a mí y a mis compañerxs en los próximos años? Parece poco probable que un movimiento vibrante de solidaridad con lxs presxs pueda florecer si nuestras preocupaciones son únicamente ideológicas, tácticas o estratégicas. La alegría y la dificultad de las relaciones humanas, la tristeza engendrada por el alambre concreto y la navaja, la lucha contra las ideas opresivas y el comportamiento y la necesidad concurrente de formas transformadoras de abordar el conflicto, la emoción y el miedo que conlleva la liberación de un compañero y la frustración y el agotamiento de hacer este trabajo debería convertirse en parte de cómo visualizamos la solidaridad.

Nos parece que al participar activamente en estas consideraciones, podemos comenzar a pensar más allá de las crisis inmediatas: literatura restringida, cartas faltantes, períodos en solitario, hostigamiento de lxs guardias, luchando por fondos de la comisaría(*), llamadas telefónicas y visitas restringidas. Al enraizarnos en las relaciones con las personas en la cárcel, viéndolxs no como celebridades, líderes u “personas oprimidas” abstractas, abrimos un espacio para soñar con lo que podría significar una vida en común con nuestrxs compañerxs encarceladoxs. Con esto, salimos del ámbito de lo puramente político y entramos en el reino de lo humano. Uno no puede sobrevivir por el deber y la ideología, pero las relaciones humanas pueden nutrirnos y sostenernos. Y debemos luchar continuamente para mantener caminos claros para llegar a nuestrxs compañerxs de esta manera, mientras el estado continúa deshumanizándolxs y aislándolxs, restringiendo cada vez más las visitas a lxs que están detrás del cristal o, peor aún, a lxs que están en una pantalla, ya sean unos pocos metros o cientos de millas de distancia. Las visitas en persona y el contacto, son invaluables para construir una verdadera conexión humana, a menudo son una prioridad en la lista de demandas de lxs presxs y de quienes lxs apoyan en el exterior. Recientemente, nos hemos inspirado en la campaña Fight Toxic Prisons para mantener visitas de contacto en el Departamento de Correcciones de la Florida.

Debemos luchar por vidas entrelazadas con nuestrxs amigxs y compañerxs en prisión. Y de hecho, en muchos sentidos, lo son. La represión de los grupos de apoyo de prisionerxs por la Operación Scripta Manent (el intento del estado italiano de reprimir las actividades anarquistas acusando a individuxs de llevar a cabo ataques incendiarios y explosivos) nos recuerda que a menudo hay una línea delgada separando a aquellxs que están encarcelados y aquellxs que están afuera apoyándolxs de cualquier manera que puedan.

¿Qué pueden sugerir de estas consideraciones sobre la construcción de movimientos sostenibles, comunidades y proyectos, cuando pensamos en acompañar a nuestrxs compañerxs tanto a través de la represión previa al juicio como en las transiciones posteriores a la liberación? Transmitir conocimientos históricos e intergeneracionales de aquellxs que ya han sobrevivido a lo peor que el estado podría arrojarles sin duda sería útil e inspirador para aquellxs que actualmente luchan por mantenerse libres. ¿Y qué sería mejor para un compañero que sale de prisión que una comunidad fuerte y de amigxs que ya han estado trabajando y visualizando vidas juntxs?

ACTUALIZACIONES DE LXS PRISIONERXS

Durante el año pasado, nuestrxs compañerxs encarceladxs se han enfrentado a los ojos fríos y las manos violentas del estado con la integridad intacta. En Chile, Tamara Sol intentó escapar de la prisión, resultó gravemente herida en el proceso y desde entonces ha sido trasladada: primero a una prisión de máxima seguridad en Santiago, y luego a la prisión especialmente brutal de Llancahue en Valdivia. El “Caso Bombas 2” concluyó, con Juan Flores declarado culpable de múltiples atentados en Santiago y sentenciado a 23 años de prisión. En Alemania, Lisa fue sentenciada a más de 7 años de prisión tras ser declarada culpable de robar un banco en Aachen. Fue transferida a JVA Willich II en febrero. En los Estados Unidos, Walter Bond se declaró en huelga de hambre durante seis días, exigiendo comidas veganas, el fin de la manipulación del correo y el traslado a Nueva York, donde tiene la intención de vivir después de su liberación. En represalia, fue transferido a la Unidad de Gestión de Comunicaciones en Terre Haute, Indiana. En Grecia, Pola Roupa y Nikos Maziotis se declararon en huelga de hambre durante casi 40 días para exigir mejores condiciones y más tiempo para las visitas, así como la abolición de la prisión ultra-represiva de tipo C que ha mantenido a Nikos. Dinos Yagtzoglou fue arrestado y enfrenta cargos relacionados con una carta bomba que hirió a un ex primer ministro griego. Su resistencia tras las rejas provocó un levantamiento en tres prisiones griegas, consiguiendo su demanda de traslado a la prisión de Korydallos.

¡En los Estados Unidos, el prisionero de la liberación trans, animal y ecoanarquista Marius Mason necesita más correo! Le encantan los artículos sobre los derechos de los animales, el activismo medioambiental, la resistencia alt-right, Black Lives Matter y otras luchas en prisión. El Centro Médico Federal Carswell, donde Marius ha estado detenido durante los últimos años, es una instalación notoriamente restrictiva y cruel. Actualmente le niegan atención médica para su transición según lo prometido, así como opciones adecuadas de alimentación vegana.

El 11 de junio es una idea, no solo un día. El 11 de junio son todos los días. Y las ideas son a prueba de balas. Démosle vida en el resto del año y renovemos la celebración de las vidas de lxs prisionerxs anarquistas llevando adelante sus luchas junto a ellxs.

En resumen: ¡es un llamado, así que te llamamos! 11 de junio es lo que tú haces de este. Sigue a tu corazón y llena el mundo con hermosos gestos. No hay acción que sea demasiado pequeña o grandiosa.

https://june11.noblogs.org/

Crònica concentració passat dissabte

El passat dissabte 12 de maig al matí es va realitzar una concentració al barri de La Mariola de Lleida per mostrar la solidaritat amb els i les preses que portaven ja quasi dues setmanes en vaga de fam per les 12 reivindicacions (més info a: http://tokata.info/desde-dentro-propuesta-de-lucha-colectiva-para-ser-difundida-y-debatida-dentro-y-fuera/ )

La concentració va aplegar unes 12 persones. Es va penjar una pancarta i es van repartir pamflets informatius. Aquest és l’últim acte programat a Lleida per donar suport a les preses en lluita, en relació a aquesta vaga de fam col·lectiva. Però la lluita anti carcelaria segueix, així com el recolzament a totes les persones segrestades per l’Estat. Perquè la lluita contra les presons és la lluita per la llibertat!

Concentració aquest dissabte a les 11:30H

Aquest dissabte 12 de maig es realitzarà una concentració en solidaritat amb totes les persones preses i en contra dels centres de reclusió. Serà a les 11: 30h als jardins del 1r de maig (La Mariola).

Diferents persones preses de l’estat espanyol es troben realitzant una vaga de fam per exigir el compliment dels 12 punts reivindicatius de la proposta de lluita col·lectiva (http://tokata.info/desde-dentro-propuesta-de-lucha -colectiva-per-ser-difosa-i-debatuda-dins-i-fora /). Pel que volem continuar mostrant el nostre suport i solidaritat perquè la lluita que s’està portant des de dins de les presons no sigui silenciada i ocultada.

Contra les presons i la societat que les necessita!