Jaime Arias Tinoco y Ismael Martínez Hidalgo: Consecuencias del motín de Ponent

Des de noviembre de 2018 que trasladaron a estas dos personas des del C.P. Ponent al C.P. Lledoners hasta este mes de enero, han seguido en régimen cerrado (sabemos de Ismael que lleva en régimen cerrado, el DERT, prácticamente un  año). Los dos fueron acusados de haber formado parte del motín que hubo en Ponent la noche del 24 al 25 de setiembre de ese mismo año. Las consecuencias para ambos, además del traslado, también se vieron reflejadas en las represalias que sufrieron y la aplicación del cambio de modalidad de vida por una de más cerrada y restrictiva, alegando que se trataba de un caso de peligrosidad extrema.

Al llegar a Lledoners, ambos presos estaban completamente aislados, y por si esto fuera poco, los funcionarios de prisiones se encargaron de castigarles más a fondo, pasándose por el forro un derecho fundamental como es el de recibir información veraz por cualquier medio de difusión (art. 20.1.d. de la C.E.). Ya que en el cumplimiento de sanciones de aislamiento en celda se retiraron los televisores a los dos presos. Aunque el artículo 254 del reglamento penitenciario establece de forma clara la forma de cumplir dichas sanciones: “Las sanciones de aislamiento en celda se cumplirán en una celda de las mismas características que las habituales (…)”. Sumado a eso, hay que añadir los registros constantes de sus celdas y los cacheos diarios.

Ahora, el 31 de enero de 2019, Ismael Martínez Hidalgo va a tener que declarar ante un juez de los juzgados de Lleida por videoconferencia. Acusado de instigador y cabecilla del motín en Ponent, Ismael sigue aislado completamente sin relacionarse ni compartir espacios con ningún interno más desde hace ya dos meses.

Justo a principios de este mes de enero nos hemos enterado que Ismael ya está otra vez en modalidad art. 94, eso significa que en vez de tener 3 horas de patio al día, solo, tendrá 4 y acompañado de un par de internos más.

Sobre Jaime Arias hemos sabido que ya está a la espera de ingresar en un módulo, es decir, parece que va a salir del régimen cerrado.

Aún así, ¡su lucha sigue! Tienen claro que no hay nada más importante que su dignidad, aunque para conservarla sufran, a lo largo de toda su condena, los abusos de poder y los castigos que los carceleros y el sistema penitenciario les tienen preparados a los sujetos “peligrosos” como ellos…

Vamos a dar todo nuestro apoyo al compañero Ismael Martínez Hidalgo en su juicio por supuesto cabecilla del motín y vamos a recordar que los motines los hacen los presos que luchan, no los presos ‘conflictivos o violentos’. Queremos dar legitimidad a la lucha de nuestrxs compas presxs y denunciar el abuso y el maltrato que sufren. ¡¡Basta de impunidad!!

Podéis escribirles a la siguente dirección:

C.P. Lledoners (Manresa)

C-55, Km.37

08250 Sant Joan de Vilatorrada

BARCELONA

Leave a Reply